Caso Juana Barraza Samperio: La Mataviejitas

Sufrimiento, lucha y sangre: la historia de Juana Barraza Samperio

Juana Dayanara Barraza Samperio
Juana Dayanara Barraza Samperio

Yo odiaba a las señoras, porque mi mamá me maltrataba, me pegaba, siempre me maldecía y me regaló con un señor grande”. Estas fueron las palabras de Juana Barraza Samperio, hechas el día de su detención (enero 2006), al momento de ser fugazmente interrogada por miembros de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, que a mi consideración, son claves para la determinación del posible móvil de los asesinatos cometidos por ella a mujeres de la tercera edad. Pero, ¿qué otros motivos empujaron a la Mataviejitas a cometer tan atroces y despiadados asesinatos?

La vida de Juana Dayanara Barraza Samperio comienza en Pachuca de Soto,  el día 27 de diciembre de 1958. Sus padres biológicos fueron Trinidad Barraza (ganadero, cobrador de camiones y policía judicial) y Justa Samperio (prostituta). Tuvo una hermana, Ángela; y medios hermanos, de parte de Trinidad, siendo más de treinta (según cuenta su padre). Sus progenitores nunca se casaron, vivieron en unión libre por cuatro o cinco años hasta que un día, Justa abandonó a Trinidad, llevándose consigo a Juana y dejando encargada con un familiar a Ángela. Justa se fue a vivir con su madre, misma que tenía un amante llamado Refugio Samperio. Con el tiempo, este se volvió amante de su hijastra. Juana profesaba un gran afecto de su padrastro a quien le dio un poco de educación, tal vez no ser una madre cariñosa, pero si responsable. Justa y Juana no se hablaban mucho estando juntas, Juana sentía el rechazo de su madre, la cual se refugiaba en el alcohol para evadir su realidad. Un día, su madre sumida en su adicción y no teniendo dinero, cambió a Juana por tres cervezas, permitiéndole a un hombre mayor, abusar sexualmente de Juana y violarla. José Lugo fue el hombre que atormentó a Juana a lo largo de cuatro años. En ese lapsus, teniendo trece años de edad, Juana Barraza queda preñada por primera vez, abortando al poco tiempo. A los dieciséis años, Juana queda nuevamente embarazada, teniendo a un niño. Años más tarde, su madre Justa murió a causa de cirrosis causada por su alcoholismo. El padrastro de Juana le aconsejó ir al velorio, negándose rotundamente al tener tan lacerados el corazón y el alma por los golpes físicos y mentales propiciados por su madre. Al cumplir treinta años Juana, falleció la única persona que la quiso, cuidó y atendió como a su manera: Refugio, su padrastro.

Juana tomó la decisión de separarse del dueño que durante mucho tiempo la tuvo retenida contra su voluntad, decidiendo así, emigrar a la Ciudad de México. Ahí, durante los años, tuvo dos parejas más: un alcohólico que la golpeaba y un chofer de trasporte público que la abandonó. “A los veintitrés años se casó con Miguel Ángel Barrios García, con quien procreó una hija: Erika Erandi Barrios Barraza; se separó a los veintisiete años. De los treinta a los cuarenta y uno vivió con Félix Juárez Ramírez, con quien supuestamente tuvo a José Marvin y Emma Ivonne Juárez Barraza. Se separó de él, y de los cuarenta y dos a los cuarenta y ocho años, cuando fue detenida, vivió solamente con sus hijos. El hijo mayor de Juana, José Enrique Lugo Barraza, murió a causa de la agresión de una pandilla que lo asaltó: lo mataron a batazos en plena calle. Tenía veinticuatro años.” (Tomado de Escrito con Sangre)

Juana no sabía leer ni escribir. Por lo que se dedicó a la venta de ropa, gelatinas, comida, mismas que no le dejaron muchos frutos económicos. Después fue vendedora de palomitas en las peleas de la lucha libre.

La Dama del Silencio
La Dama del Silencio

Un hombre vio en Juana un gran prospecto para convertirse en luchadora, invitándola  a unirse al mundo de las mascarás. Ella se hacía llamar la “Dama del Silencio”, argumentando que es muy callada. Juana siempre ha sido una persona ruda y así fue como lo manifesto publicamente en una nota de “Tv Azteca”: “yo soy ruda de corazón“. Así fue un tiempo ganandose la vida, en medio de la lucha libre, obteniendo por cada subida al ring de doscientos a quinientos pesos por lucha. En una de aquellas peleas, sufrió una caída, constándole  alejarse del ring, que de no hacerlo, hubiera quedado paralítica durante toda su vida. Esta noticia le causó un gran golpe de vida debido a que era una manera de desfogar cierta carga adrenalina e ira; ella luchaba no sólo contra un rival, sino contra una parte traumática de su pasado.

Juana fue una persona introvertida aunque nunca le gusto que la vieran menos. Ella mostraba una doble moral. Por un lado, era una madre atenta y responsable, buscándole en todo momento cómo llevar el bocado a sus hijos ; por el otro, al tener cierta impotencia de no conseguir un ingreso fijo, fue un hecho motivante para empezar a robar a transeúntes. Hasta que un día, no sé sabe cuándo, decide comenzar a los asesinatos a mujeres indefensas, de avanzada edad y solas con el fin de obtener dinero. Para ello, utilizó sus mejores armas: la fuerza física y su doble moral. Juana buscaba de algún modo ganarse un lugar ante la sociedad,  ya no como la “Dama del Silencio”, sino empezando su reinado como “la Mataviejitas”. No se sabe a ciencia cierta cuándo comenzó a matar Juana Barraza Samperio. Las estadísticas periodísticas anotan el inicio de la ola de asesinatos de mujeres de la tercera edad desde 1998.  Otros tomaron otro patrón el 2003 como el inicio de la serie de asesinatos.

Aquí les dejo dos tablas: una de las posibles víctimas de Juana y otra del número de asesinatos de mujeres de la tercera edad por año.

Número de Asesinatos de Ancianas por Año
Lista de casos de asesinatos de mujeres de la tercera edad

Después de la detención de Juana Barraza, Feggy Ostrosky-Solís, directora del Laboratorio de Neuropsicología y Psicofisiológica de la Facultad de Psicología de la UNAM, le practicó durante siete días una serie de estudios psicológicos. Ella y su equipo, le pusieron varias imágenes para registrar la variación sensorial de Juana, mostrando en ello, pequeñas variaciones entre imágenes desagradables,  agradables y neutras. Feggy entrevistó, analizó y escuchó a Juana, diagnosticándole un comportamiento psicópata, característico en los asesinos seriales. Feggy explicó: Juana suele mentir, pues aunque la medición de sus ondas cerebrales reflejaban poca sensibilidad ante la serie de imágenes que le mostraron, ella mencionaba lo contrario. “Le enseñamos la imagen de un bote de basura que a la mayoría de las personas no les representa ningún sentimiento; sin embargo, ella nos decía que sentía algo agradable y al observar a una mujer a la que iban a asesinar, sus ondas cerebrales casi eran muy similares a las anteriores”, revela la especialista. Incluso, durante las sesiones mostró una leve sonrisa, la misma que tuvo después de su captura, cuando mostró a policías judiciales la manera en que asesinaba a sus víctimas.  (Tomado del periódico Universal)

Feggy declaró en un documental acerca de la Mataviejitas que, Juana pudó haber utilizado ligas para estrangular debido al abuso cometido cuando era niña. Los lazos/ligas utilizados en los homicidios pudieran reflejar los objetos con los que el hombre que abuso de ella, utilizaba para amagarla, o por los utilizados por su madre para maltratarla físicamente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para los que creen en la astrología, tome esta parte de una nota del periódico universal para explicar de otra manera el comportamientos de Juana Barraza (debo de decir que es algo muy subjetivo):

Juana Barraza Samperio, la presunta homicida serial de ancianas en la ciudad de México o Mataviejitas, nació a las 8:30 horas, el viernes 27 de diciembre de 1957 en el municipio de Epazoyucan, Hidalgo. Su signo: Capricornio. Ismael Gil dice en su libro que las personas nacidas bajo estas características prefieren asesinar “de forma lenta, fría, lógica, metódica, torturadora, humillante, insensible y premeditada. Valora mucho la consecuencia de sus actos, los racionaliza y se detiene a ocultar las pruebas. Mata por interés, ambición, resentimiento, inadaptación al entorno y por tener códigos personales rígidos e inflexibles”.Lesur elaboró su carta astral y agrega que por la posición de los estrellas y el abandono que sufrió Barraza en la infancia (la también llamada Dama del Silencio) tenía dos opciones a elegir: entregarse al servicio del prójimo o repetir un ritual neurótico que finalmente culminó en la cárcel. Barraza, dice el especialista, tiene rasgos esquizofrénicos, por lo que es probable que no recuerde haber cometido más de un crimen, como ella misma argumenta desde su captura en la colonia Moctezuma, cuando cometió su último homicidio.

“Lo que también tenemos son dificultades para expresar correctamente el enojo y generalmente se manifiesta en dos extremos: la imposibilidad de manifestarlo por completo y el manifestarlo sin control. El espectro intermedio no aparece, se maneja en dos extremos. Su ascendente (Capricornio, marcado por la hora de nacimiento) dice que se trata de una persona insegura de su presencia física, con la tendencia hacia la melancolía, a preferir pasar mucho tiempo sola, a ser muy sensible a qué dicen los demás de ella”.

Juana Barraza derramó mucha sangre, tal vez porque su vida ha sido muy trágica y cruel. Hay muchas teorías del por qué mataba, pero nunca se sabrá la verdadera, esa sólo se quedará en la mente de Juana. Un cineasta diría:“Juana se convirtió en el chivo expiatorio de la sociedad y sus culpas”, tal vez, en una parte tenga razón, porque vivimos en una sociedad donde el machismo, los vicios, el abuso, los problemas familiares y ciertos tabúes todavía persisten. Juana Barraza Samperio,  la tristemente célebre y despiadada Mataviejitas, vivió casi medio siglo de su vida sumida en la desgracia, sangre, odio, desintegración familiar, pero nada de ello justifica los atroces asesinatos cometidos por su propia mano, y tal vez como ella misma dijo: “Dios sabe lo que hace y siendo así no hay duda que me mantendrá por el bien de todos, alejada de la sociedad para siempre”.  

Fuentes de información

*Páginas de internet:

*Programas de televisión

  • La Historia detrás del Mito
  • Instinto Asesino

*Periódicos

  • Reforma
  • El Universal

Escrito por José Eduardo Arcia Vilches. Copyright ©. Todos los derechos reservados.

Siguientes entregas:

Confesiones y ocaso de una asesina: la Mataviejitas.  (Fecha de publicación: 26 de enero de 2010)

Anuncios

11 comentarios en “Sufrimiento, lucha y sangre: la historia de Juana Barraza Samperio

  1. ok,, se q es noche.. y lo lei.. y son cosas q tal vez en tv.. o en los periodicos.. decia. yo.. q pex con esta tipa..pero hasta ahi.., ahora q lo leo de nuevo.. descubro muchas cosas.. interesantes..

    Muy buen escrito Amigo!!! q chido!!! Suerte en todo!!! te mando un abrazo Fuerte!!

    1. Amigo!!!
      Me da mucho gusto que te hayas detenido a ver mi escrito y que te haya gustado. Es un caso interesante y escalofriante. Espero algún día me pueda ayudar escribiendo algo conmigo de todo lo malo y bueno que hemos vivido en el Centro.
      Te mando un enorme abrazo y gracias por tus buenos deseos!

      1. me parece un trabajo bien realizado y pienso que se deven de ayudar a todas esas pobres personas que sufren desde niños, no deverian existir madres asi, pues por su culpa y nodarleamor a sus hijos sufren muchas personas.

  2. Ella simplemente es un producto de la sociedad,tuvo una vida horrible y estoy segura de que de no haber sido así no seria una asesina en serie

    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Uno de los objetivos de estos artículos es hacerle entender a la sociedad que nosotros mismos fuimos los creadores de su forma de ser. Ojala algún día se le haga justicia a Juana!!! Saludos!!!

  3. Acabo de leer tu artículo y se me hace muy interesante. Escalofriante y muy crudo. Yo pienso ahora ¿que ha sucedido con los hijos de esta Dama del Silencio? ¿ seguirán también por un camino obscuro y frío como el de su madre? ¿Se ha hecho algo por ayudarlos a evitar que se repita esta historia de horror? Ojalá puedas investigar esta otra parte de la historia. Muchas Gracias.

    1. Muchas gracias por tus comentarios. Y sí, en efecto, he querido investigar qué sucede con la familia, pero por cuestión de tiempo, no lo he logrado. Solo la sociedad puede impedir que se sigan gestando más asesinos seriales. La sociedad es la única responsable de todo. Saludos y muchísimas gracias por leerme!!! 😀

  4. Una historia muy triste, pero a la vez interesante, y no cabe duda que ella, tambien fue victima. Oye pero haber si me puedes sacar de la duda, su mama, fallecio??, porque a mi me dijo una persona que estuvo involucrada en la investigacion, que su mama aun vive.

    1. Ana!!!!! Es muy interesante el caso de Juana, muy crudo y triste. Según tengo entendido que sí, falleció hace unos años, murió de cirrosis porque era alcohólica. Dentro de las historias oscuras de la ciudad, se desenvuelven mitos alrrededor de la historia y del personaje principal. 😀

  5. Hola a todos:

    Yo pienso que Juana nació con el “gene” de la maldad, heredado de quién sabe quién. Conozco y sé de casos de personas que sufrieron horrores durante sus vidas y NO se convirtieron en asesinos. Lo dice el antiguo refrán: Genio y figura hasta la sepultura, pero también se hereda y ya lo dijo Charles Darwin en su famosa teoría: TODO SE HEREDA. Los asesinatos que cometió han sido tan atroces que sinceramente ella no merece ni la menor piedad. Sólo de pensar en el horror que sintieron sus víctimas y el dolor de sus familiares al perder a la amada “abuelita” y madre.
    Juana Barraza me repugna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s